Amor, Lastima o Costumbre

0
895

Ya tenemos un buen tiempo de casados, Mi Esposo y Yo, nos conocimos cuando apenas éramos unos adolescentes, fue mi primer amor. Pero voy a contar un poco de mi vida antes de que él llegara a la mía.

Yo era la consentida de mis padres, joven, hermosa y alegre. Dedicada a mis estudios, con toda una vida por delante. Solía ser la amiga de todos y la niña que todos los chicos amaban… desde pequeñita fui emprendedora y proactiva, siempre estaba en todo y me gustaba saber sobre todo.

Un diciembre, como era de costumbre llegaron las familias de mis vecinos para pasar las fiestas  juntos. Fue una cena de fin de año que saludando a los amigos y conocidos lo vi por primera vez, estaba visitando a sus tíos que eran muy buenos vecinos. El era un chico tímido pero con muy buen sentido del humor,  mientras cantaba villancicos para la familia cargaba una tristeza o dulzura en su mirada que me interesó desde la primera vez que lo vi.

Al instante se interesó por mí y yo por él. Pasadas las fiestas él decidió mudarse con su tía por un tiempo. El nunca fue de estudiar, me comentó, le gustaba hacer negocios como su papá. Por esta razón no tenía que devolverse a su ciudad y podría buscar aquí algo que hacer.

No paso mucho tiempo cuando sus miradas, serenatas, palabras al oído… llegaron a lo más profundo de mi corazón. Me enamoré de él y en poco tiempo tuvimos relaciones. Frecuentemente lo hacíamos sin protegernos, yo era muy inocente para ese entonces, aunque pienso que ahora lo sigo siendo.

Al cabo de unos meses, entre mareos y nauseas me impacto la noticia que cambió mi vida… Estaba esperando un bebé. En mi momento de juventud ya tenía un bebe en mi vientre. Todos mis planes y las aspiraciones de mis padres y de los que me conocían se esfumaron con esa noticia. La consentida estaba embarazada.

El se vio interesado en apoyarme y no me quedaba de otra que confiar en sus palabras, total, yo lo amaba, superaríamos cualquier cosa juntos.

Pasaron los años, tuve al bebe y comenzamos a alquilar habitaciones para vivir porque mis padres no apoyaban lo que hicimos. El no conseguía un trabajo estable y era inconstante en todo lo que hacía. Se volvió posesivo y celoso hasta el punto de ser enfermizo. Luego estaba muy malhumorado y me celaba hasta de ir a visitar a mi familia.

Después, al pasar los años  empeoró en todas las áreas, pero me di cuenta muy tarde que ese comportamiento era heredado de toda su familia y que él en su interior siempre fue así. Y aun así lo seguía queriendo y perdonándolo.

Un día, me enteré que tuvo una aventura con una mujer, conseguí su clave del Facebook y vi un sin número de conversaciones donde él buscaba coquetear con mujeres desconocidas y así poco a poco se volvió un mujeriego ya pasando al sadismo. Y seguía perdonándolo.

Hoy después de muchos años ha empeorado. Pero lo más triste para mí y lo admito, es que no puedo tomar la decisión de dejarlo. Siento algo por él,  puede ser Amor, Lastima o Costumbre, pero sea lo que sea estoy atada a él.

No se si lo dejare en algún momento, no sé si envejeceré sin tomar una decisión, no sé si moriré siendo la misma ingenua que pudo tenerlo todo y por un mal amor no tuvo nada.