Pensé que así seria feliz…

0
546

Primero quiero contarles lo que siempre fue mi sueño. Desde pequeña tuve la ilusión de estudiar turismo. Siempre me ha gustado viajar y ver cosas nuevas. Eso me vigorizaba y alegraba mi corazón.

Siempre quise viajar por el mundo, conocer gente nueva y nuevas culturas. Me caracterizaba por ser muy amistosa y extrovertida y tenía conocidos en todas partes. Yo quería hacer amigos en todo el mundo; eso me hacía muy feliz.

Desde joven fui independiente, nunca me había gustado estar atada a nadie ni a nada. Nunca había pensado en casarme con alguien que me amarrara a sus planes, eso me daba pánico. Mucho menos con alguien posesivo que no me diera libertad.

Tener Hijos; un dilema… Amo a los niños y siempre quise conocer como seria tener un bebe con mi sangre y los ojos de esa persona que amas. Pero por otro lado pensaba en la responsabilidad, y si yo estaría dispuesta a cumplir con ella.

En fin, tenía muchas aspiraciones, sueños, anhelos, gustos y objetivos…. Pero la cuestión es ¿Cuál de ellos se cumplió al pasar el tiempo? ¿Cuantas vueltas dio mi vida? Que tan feliz soy ahora?

Pues, resumo; todo fue expectativa… ahora voy a la realidad…. Al salir del liceo mi padre quedo desempleado y no tuvo para pagarme la carrera que yo quería, aunque trate por todos los medios, decidí entrar en otra universidad estudiando otra carrera diferente. Por falta de interés salí muy mal en los estudios.

Luego allí conocí a un chico espectacular, muy proactivo y emprendedor, de buena familia y con un excelente sentido del humor, muy relajado y bondadoso. Nos enamoramos al instante, decidí probar con él y nos fue muy bien.

En unos años yo deje temporalmente la universidad para enfocarme mejor en mis objetivos, y en esos días mi novio me pidió matrimonio de la forma más espectacular e inesperada. Le dije que si. Nos casamos y el inauguro su propia empresa.

A los años después de buscar hijos, nos enteramos de la triste noticia de que yo era estéril. Fue un sentimiento horrible, pero al recuperarme emocionalmente decidí adoptar. Para mi sorpresa mi bebe, que ya era un niño entonces, mostró síntomas de un Síndrome llamado Asperger; un tipo de trastorno autista. Eso removió todo mi ser. Tuve que dedicar toda mi vida entera a su desarrollo y crecimiento. Ya no vivía para mí sino para él.

No había más tiempo para viajes, para sueños y a veces ni para amigos ni para mí. Pero solo con ver su mirada, un pequeño avance, un “te amo mama”… eso me llenaba de tanta alegría que no importaba mas nada.

Aunque muchos no lo entiendan; mi vida, mi mundo, mi Felicidad gira en torno a esa personita… Tengo todo lo que nunca soñé, soy totalmente diferente pero soy totalmente Feliz.