Era una mujer conformista, hasta que llegaste Tú.

0
637

Toda mi vida he sido una mujer que ha aceptado todas las circunstancia que la vida me ha traído, y pensé que era normal vivir así, conformándome con lo que me daban. Un día conocí a un hombre el cual me enamoró con pocos detalles, un hombre sencillo y con poco dinero, aun así me gustaba su forma de ser y como me trataba, aunque a veces era seco conmigo, igual lo aceptaba tal cual, entonces pensé que así eran todos los hombres y que así trataban a las mujeres, pues he sido una mujer sencilla y él era mi primer novio, entonces me entregué a él por completo. Él trabajaba y yo me quedaba en casa, ya que él no me permitía trabajar, me decía que me iba a dar todo lo que necesitaba, y yo le creí.

Todos los meses que él cobraba se encargaba de controlar el dinero, hasta hacía el mercado, y cuando yo le pedía para mis cosas personales él me decía que ya no tenía para esas cosas, entonces yo le decía que no había problema porque entendía que no era tan importante lo que yo necesitaba y aceptaba lo que sea que me daba cada día.

Siempre era así, una mujer conformista en la vida, todo lo que me ha tocado lo he aceptado tranquilamente y sin ningún problema. Hasta que un día estaba en casa sacando la basura y justo salió el vecino de al lado y me dijo: “Vecina yo le ayudo con las bolsas”, y yo amablemente le dije “No, yo puedo con eso, estoy acostumbrada’’, él no aceptó, entonces agarró las dos bolsas y me ayudó.

Luego cada mañana cuando salía, él estaba ahí sacando sus bolsas, entonces empezamos a hablar y me comenzó a llamar la atención de cómo me trataba, era muy educado y amable, luego me pidió el número celular por si necesitaba alguna ayuda no dudara en avisarle. Así empezó una atracción de los dos, y empezamos a escribirnos cada día pero a escondidas de mi pareja, era todo distinto, él me trataba con cariño, atención y hasta me daba grandes detalles que yo no quería aceptar, pero él igual me lo daba, pues él me decía que yo me merecía eso y más.

Ya no tenía dudas de éste gran hombre, me hizo entender que yo estaba siendo conformista y aceptaba las migajas que me daba mi pareja,  entonces decidí dejarlo y dejar de conformarme con su miserable cariño, atención y dinero.

Decidí aventurarme con este gran hombre que me demostró que no podía ser conformista con nada ni nadie, ahora este nuevo chico me cambió la vida, puedo decir que soy una mujer libre, aceptando las circunstancias, pero buscando algo mejor, es decir, una proyección al futuro y no conformarme con las sobras de otra persona.