¿Se repite la historia? ¿Tendré que aguantar el maltrato de el?

0
657

De niñas nos han enseñado que al hombre se le respeta, empezando por nuestros papas, si esta figura en nuestra vida hizo por lo menos medianamente el trabajo de crianza con nosotras entonces no nos debería costar mucho respetar a nuestro hombre. Pero que de aquellas mujeres que crecieron sin un padre o si lo tuvieron pero sus enseñanzas no fueron las adecuadas. Hay muchos padres que maltratan a sus hijas no solo físicamente sino de forma verbal.

He visto a muchas chicas sufrir por que fueron maltratadas verbalmente y esto influencia de una forma muy negativa a la hora de buscar pareja o cuando convive con ella.

Por años aguante el sufrimiento de mi mejor amiga por el maltrato de su padre con ella, le hacía sentir que no valía nada, que era un accidente de la vida, que no sería nadie en la vida. Yo no podía hacer mucho por ella porque esa herida se la causaba su propio padre y era con el que tenía que sanar. Yo solo podía llorar con ella y levantarle el ánimo.

Luego de unos años se caso con un chico que aparentemente se veía bien pero de vez en cuando soltaba unas ráfagas de cólera, mi consejo fue que no siguiera con el por que no quería que pasara lo mismo que paso con su papa. Pero al final igual lo hizo, se caso con el. Nuestra amistad llego hasta ahí, ella sintió que podía entorpecer su matrimonio ya que no me gustaba ese chico para ella.

Yo respete su decisión y aun no sé si hice bien, pues ya me imaginaba como iba a terminar todo. Pero pienso en que muchas veces es bueno chocar con la piedra nosotros mismos y aprender de las cosas que elegimos.

Luego de un largo tiempo recibo una llamada inesperada. Al teléfono estaba mi vieja amiga echa un mar de lagrimas. Apenas podía entender lo que me decía. Ella me contaba que fue de su vida a partir del día en que dejo de hablarme.

Me conto que al inicio todo marchaba bien, y luego de un tiempo el empezó a celarla por todo. Incluso el había sido el causante de que dejara la amistad conmigo porque decía que todo lo tenía que hablar con él y mas nadie. Él le prohibía salir sola, tenía que esperar que él se desocupara para que ella pudiera salir. Esto fue solo el principio…

Me conto que después se fueron agudizando sus celos, ahora le decía cosas muy feas, peores a las de su papa incluso. Luego de recuperarse de esa herida que había dejado su padre, se había vuelto a abrir por otro hombre. Ya ella no quería saber más de los hombres.

Entonces… ¿Por qué no ir paso a paso y prestar atención a las alertas que nos da la vida? ¿Por qué no recurrir al perdón y que nuestro corazón sane para comenzar una nueva vida con alguien que de verdad te respete y ame?