¡Después de esperar por tanto tiempo su propuesta, le dije que No!

0
817

 

Mi novio y yo éramos inseparables, nos encantaba estar todos los días juntos, no era una obligación estarlo siempre, pero disfrutábamos de la mutua compañía.

Nuestras familias se querían mucho, todo marchaba muy bien, parecía lo normal de todas las parejas. Yo siempre tuve la ilusión de toda chica “conocer al hombre de mi vida” mis amigas y yo hablábamos todo el tiempo de esto y nos emocionábamos tan solo de pensar en él aunque aun no existiera.

Ya de grande cuando comencé a salir con los chicos note la responsabilidad y el gran compromiso que conllevaba un matrimonio. Tuve miedo al principio, pues esto significaría estar con un solo hombre el resto de mi vida, pero después pensaba que si de verdad lo amaba eso no iba a ser un problema.

Este pequeño miedo en mi interior desapareció cuando cruce mi mirada con un chico que conocí en la fiesta de cumpleaños de una amiga. El era todo lo que yo aspiraba de un chico. Tenia buen porte, se veía muy aseado, alto, de cabello castaño, en fin, aparentemente era perfecto para mi.

Y así fue… Este chico me tenía totalmente enamorada, nos hicimos novios muy rápido, fue un flechazo, Cupido apunto directamente en dirección a nuestros corazones. Hasta que empezaron a pasar los días, meses y luego ¡años! Yo me preguntaba ¿Cuándo seria el día en que él me haría la propuesta mas esperada por todas las chicas? ¿Cuándo me pediría que me casara con él?

Así pasaron otros años más y mis amigos y familiares también se hacían esta pregunta, ya que teníamos un buen tiempo juntos. Pero él no se decidía a dar el siguiente paso. Por mi parte yo estaba lista hace un buen tiempo, pero ya estaba cansándome de lo mismo y de la incertidumbre de si él de verdad me quería de forma seria como para pasar el resto de nuestras vidas juntos. Yo le hice saber muchas veces que quería pasar mi vida con él, pero no logre nada. Decidí esperar hasta que estuviera listo.

Un día mientras trabajaba mi jefe de trabajo me asigno un nuevo supervisor que se encargaría de todos mis procedimientos, yo tenia que pasar mucho tiempo con él ya que debía darle cuenta de todo lo que hacia. Y ¿Qué creen? Pasó lo que menos esperaba, me comencé a fijar en él, era un chico muy inspirador, dinámico y decidido, todo un líder.

Cuando estaba con él me hacia sentir segura y protegida. Ya no estaba segura si de verdad amaba a mi novio o el corazón ya había decidió otro camino.

El nuevo supervisor se había convertido en una pesadilla de la cual no quería despertar. Pasado un mes, mi novio ¡Por fin se decidió! Y me hizo la más esperada de las propuestas para mí. Pero ya mi corazón había ganado espacio para otro, yo estaba conmovida, ya me había acostumbrado a este noviazgo sin esperanza. Mi respuesta fue un ¡No! Rotundo. Pero para mi sorpresa él no me pregunto un ¿Por qué? De mi respuesta, ni tampoco una explicación.

Esto me dejo claro que no me amaba y que ya nuestro amor había muerto hace mucho tiempo. Ahora yo estoy libre para abrir mi corazón por completo a este nuevo hombre en mi vida, quien promete ser el indicado.