Nunca pensé enamorarme a través del internet

0
635

Muchas personas hoy en día viven mas tiempo navegando en internet o en este mundo online mas de lo que viven en su entorno real, y me refiero con real al poder palpar las cosas que vemos y obtenerlas casi de inmediato.

Yo era una de esas personas que pasaban mucho tiempo en la computadora haciendo “Lo que sea” cualquier cosa que pudiera hacer lo hacia a través del internet.

Mis padres se habían cansado de hablarme y convencerme que eso no era sano, pero no le veía el por qué era malo, decía que era cosa de viejos. En fin, tenia mi vida virtual. Muchos de mis amigos de la universidad cuando podían verme me decían que jamás me iba a casar ni tener novio porque no tenia tiempo para mas nada sino de estar ahí metida en las redes sociales y otras cosas de mi interés.

A mi realmente no me importaba lo que opinaran los demás, era mi vida y yo podía hacer lo que quisiera. Yo tenia muchos complejos porque era muy gordita y en la calle se burlaban mucho de mi. Creo que así fue que me fui escondiendo detrás del internet hasta el punto que casi no salía de casa. Tenia muchos amigos alrededor del mundo y nadie podía juzgarme.

Uno de estos amigos que tenia en internet era muy lindo, me gustaba mucho, pero jamás lo vi como una posibilidad ya que no tenía confianza en mí. A parte este chico vivía en un país diferente al mío. Yo solo esperaba que se conectara para charlar con él. Nuestra conversación era muy interesante y compartíamos muchas cosas similares.

Yo empecé a sentir temor porque me empezó a pedir fotos, y a preguntarme de mi familia. Normalmente con los demás que charlaba no pasaba más de cosas sin importancia. Las preguntas de este chico me tenían pensativa. Pero luego dije “Quizás fue solo un momento de intriga de él”.

Pasaron unos días y la conversación se volvió a tornar incomoda para mi. El me volvió a pedir más detalles de mí. Yo me incomodaba porque por un momento se me paso por la cabeza que si quería verme físicamente en mi país se iba a decepcionar de mí y no quería perder este amor platónico por decirlo así.

Efectivamente al seguir charlando él me dice que yo le gusto mucho, que quiere venir a verme y conocerme más a profundidad, que él buscaría la forma de venir porque quería averiguar si lo que sentíamos era real o solo una novela virtual. Ya era mucho el tiempo de conocernos y compartir muchas emociones y secretos. El ya sabia de mis complejos de inferioridad por mi sobrepeso, pero eso no le importo y aun así quería venir a conocerme.

Y así pasaron unos meses más, cuando me dijo que ya tenía todo arreglado para venir a mi país. ¡Se me revolvieron las mariposas en mi estomago! ¡Que nervios! Estaría en mi país en pocos días.

Llegando el día del encuentro me prepare mentalmente y sentimentalmente para ver su cara de decepción al encontrar algo que no le iba a gustar. Pero la sorpresa fue para mí, que cuando llegó a donde estaba yo me dio ¡Un gran beso! Me dijo que me amaba y era la mujer más hermosa que había conocido. Yo solo llore y le dije que él era el hombre de mis sueños.

Así pasaron los días de compartir ahora en carne propia un hermoso romance y darnos cuenta que para el amor no hay límites, ni complejos ni distancia. Tuvimos que arreglar muchas cosas para no separarnos de nuevo y hoy en día estamos juntos gracias al amor y al internet.