El secreto para mantener una relación, proviene de dos palabras: NO MENTIR.

0
11094

Aún sigo viendo muchos mensajes por las redes sociales de personas que se preguntan ¿Por qué lo nuestro no pudo ser?, aun veo mucha gente que sigue inmolándose en amores fugaces que desaparecen más pronto de lo que tardan en brillar, viviendo relaciones intensas en experiencias tanto buenas como negativas, y tratando de etiquetar a la persona que tienen frente a ellas como el amor de su vida, pero hay algo que la mayoría de las personas saben y que no quieren aceptar, el amor no es tan común como uno lo imagina, no es tan sencillo dar con él, el amor de nuestras vidas no pasa una vez al año frente a nosotros, es un evento tan raro como presenciar una estrella fugaz, es algo tan efímero que si te distraes un momento puede pasar frente a ti si que seas capaz de notarlo, es algo tan extraño que puede que des con él y no le sepas reconocer.

Aún así no es imposible encontrarse con una relación que valga la pena vivir, eso si es bastante simple, porque aunque no se trate del amor de nuestra vida, siempre será hermoso dar con la compañía de alguien que persigue más o menos las mismas cosas que perseguimos nosotros también, alguien que nos brinde cariño, comprensión, que nos haga sentir apoyados y que nos de un consejo de vez en cuando, alguien que nos ofrezca unos brazos en los que acurrucarnos cuando sentimos que no podemos más, alguien que nos caliente en los momentos más fríos y de oscuridad, alguien que le de pasión a nuestras vidas, alguien que se interese en nosotros y que sea feliz a nuestro lado, alguien que se preocupe por lo que nos hace falta y sobre todo alguien que no nos haga daño.

Y aunque parezca casi un cuento de hadas eso no es tan difícil de encontrar, porque si sigues la simple regla de nunca mentir y de no permitir que te mientan entonces estarás del otro lado, si tienes el valor de admitir en la primera cita que alguien no es para ti y no insistir con él a pesar de que sea muy guapo, si eres capaz de darte la vuelta y no volver jamás con aquella persona que se atrevió a engañarte por más blanca que fuera la mentira, si eres capaz de exigirte decir la verdad por más dolorosa que esta pueda ser, si estas dispuesta a caminar por ese sendero de espinas que es el enfrentar todos los días a la realidad de frente, el descubrir las mentiras y el aceptar las cosas tal cual son incluidas a las personas que te rodean y a ti misma entonces tendrás más del camino recorrido a tu favor, porque habrás alejado a muchas personas que solamente te robarían tu valioso tiempo.

El separar la paja del trigo es lo primero que debes de aprender a hacer, el decir desde un inicio “yo no te voy a perdonar una sola mentira” con toda la seriedad que se merece esa oración, el resistirse a perdonar a alguien por guapo que sea, o por lo mucho que uno le quería, pero sobre todo la tarea más complicada de todas será el evitar que seamos nosotras mismas quienes nos engañemos a favor de alguien más, porque muchas veces somos nosotras quienes nos engañamos para no darnos cuenta de que la persona que esta a nuestro lado no nos quiere más, somos nosotras mismas quienes nos ponemos el pie en muchas ocasiones por esperar un milagro que nunca llega a suceder, porque una persona no cambiará si no lo desea y mucho menos si no ha entendido que lo que hace está mal.

Autor: Sunky