Mi madre me ha enseñado todo, excepto a vivir sin ella

0
799

Una madre es una figura esencial en la vida de una hija y cuando falta, se crea un vacío inexorable que difícilmente se logra llenar con el tiempo. Incluso, una hija puede y debe hacer suyas las preciosas enseñanzas que, a veces, solo una madre logra transmitir. Una mamá debe estar en grado de enseñar a la propia hija cómo afrontar la vida en el mejor modo, cómo recuperarse incluso en los momentos más difíciles y secarse las lágrimas frente a las dificultades. Aquello que quizás no puede enseñarte, es cómo lograr a estar sin ella.

La vida no es fácil, a menudo nos pone frente a elecciones y situaciones muy complicadas y el consejo de una madre puede ser muy precioso.

Tu madre te habrá seguramente enseñado a luchar en aquello que crees y a seguir tus sueños; a amar a los otros incondicionalmente y a ayudar siempre a quien se encuentra más en dificultad o te pide ayuda. Tu madre te habrá enseñado que el dinero no es todo en la vida y que no vale la pena sobreesforzarse toda la vida si luego no se logra a ser feliz con aquello que se tiene. Vivir, desafiar, viajar y el amor por la familia son los valores y las pasiones que una madre no debería olvidar de transmitir.

Aquello que quizás no habrá sabido decirte con seguridad, es como habrías hecho a seguir adelante sin ella: sin poder sentir su voz o una respuesta; sin ver su rostro o acariciar sus manos.

No te había advertido sobre la desesperación que habrías percibido dentro de ti el día que no habrías más podido verla. Te ha enseñado todo aquello que sabes y le estas agradecida por haberte convertido en la persona que eres hoy, pero no te ha enseñado a estar sin ella. Pero te ha dado el más grande ejemplo que podías recibir para continuar a vivir y a saborear a vida, si bien con momentos de dolor, dándote fuerza y recordándola siempre en cada momento. La volverás a ver quizás, cuando escuches sus canciones preferidas, cuando pienses en sus frases que silenciosamente te corren por la mente o en el olor de su habitación.

Es por esto que no obstante su ausencia, sabrás como ir hacia adelante gracias a todas sus enseñanzas. Un gracias especial a todas las mamás.

Fuente: miraquevideo