Carta desde el fondo del dolor

0
680


Dicen que el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta, lo que nadie dice es que no amas a alguien realmente hasta que esa persona te lastima en lo más profundo de tu ser y aún con el dolor tan grande que te llega a causar, sigues pensando que es la mejor persona que pudiste conocer.
Suena realmente estúpido e insensato, pero ¿qué de sensato tiene el amor?
Sé que no importa todo lo que haya hecho o haya dejado de hacer por ti, porque uno jamás valora lo que obtiene de quien tiene a lado. Las personas valoran todo lo que haces por ellas cuando uno no está más y justo eso te pasará, valorarás todo lo que hice por ti cuando me haya ido, cuando no puedas encontrarme ni siquiera en tus sueños, en los atardeceres, en mis canciones favoritas, en mis cartas, en las fotografías o en los lugares a los que alguna vez fuimos.


Pronto tendrás una nueva víctima pero descuida, no hay reclamo de por medio, suponía que eso pasaría tarde o temprano, eres el tipo de persona que no puede estar solo, que no vive si no tiene el papel de victimario, eres justo el tipo de persona que nadie quisiera tener en su vida, al menos no siendo consciente de cuánto puedes llegar a lastimar, y es que quiero pensar que no sabes lo mucho que eres capaz de herir y cuando lo llegas a saber, no dices ni haces nada, crees que la palabra ¨perdón¨, a secas, sin sentimiento de por medio, basta, sin importar cuánto hayas herido o destruido la vida del otro.
¡Felicidades!, me has destruido tanto como has querido pero no, aún no te proclames ganador, tengo fe en que lograré salir adelante, me lo debo, suficiente daño me hice a mí misma aceptándote una y otra vez aun cuando mi cabeza decía YA-NO-MÁS. Cuán iluso se puede llegar a ser cuando se ama con todo el corazón, no se pierde la esperanza de un cambio incluso cuando estás a un paso de romperte en mil pedazos, bobamente se piensa que quien te está destruyendo te ayudará a sanar y pasa totalmente lo opuesto, siempre te termina dando la estocada final.


He escuchado por ahí que dices que sin mí ahora estás más feliz, disfruta tu momento, no tardarás en echarme de menos, siempre se termina extrañando a aquel idiota que te ama con cada poro de su piel y estoy convencida de que cuando me haya ido completamente no habrá día, minuto o espacio en el que no recuerdes cuánto te amé, cada cosa que hice por ti, cada lágrima que derramé, cada maldito día en el que me pisaste y esperé que fueses distinto, pero ahora sé que jamás seré suficiente para la persona incorrecta y tú, tú fuiste un error, uno que me dolió y costó bastante, que no me será fácil superar pero tampoco imposible.
Y dentro de todo, mi error más grande fue amarte a ti, como debí amarme a mí misma. Pero descuida, aunque hoy te escribo desde el fondo de mi dolor, mañana tus recuerdos serán cenizas.

Escrito por: Stepha Salcas
© ᴅᴇʀᴇᴄʜᴏs ʀᴇsᴇʀᴠᴀᴅᴏs
LIBRO A LA VENTA ¨LA VIEJONA AGRIA: AMAR EN TIEMPOS DE COBARDÍA¨.