Los declaro marido y… ¡cuernos!

0
544

Parece chiste, pero la realidad es que los cuernos están a la orden del día, y no, no es un artículo para atacar al sexo masculino porque lo cierto es que las mujeres también pueden y suelen engañar, la única diferencia es que mientras el hombre lo presume por ahí y se lo atribuye como una gran hazaña, la mujer calla para repetir.
Pero ¿por qué recurrir al engaño?, ¿por qué herir y lastimar a quien está al lado?, ¿porque no simplemente aceptar que el amor se ha terminado y hablarlo?, ¿por qué engañar si existe la palabra terminar?
Total, con el engaño acaban por romperse los sueños, las promesas y los planes que se hicieron en pareja, ¿por qué no tener un poco más de valor, decir que en realidad no estaban preparados para una relación, que les falta madurez para el compromiso, que prefieren soltar y dejar en libertar que lastimar?


Tenemos que entender que la infidelidad es una decisión, no un error ni un accidente porque por accidente no vas y caes encima de alguien, basta de tantos pretextos bobos, pero basta también de creerlos. Nadie puede influir en otro para ser infiel, la única realidad es que si lo fueron es porque en verdad no estaban tan enamorados, quien quiere de verdad no deja entrar ni siquiera un poco a otra persona que no sea su pareja. Así de simple.
Pero pasemos del infiel al engañado, ¿por qué justificarlo?, ¿cuán pobre puede ser el amor propio de una persona como para creer una bola de mentiras que si bien irá creciendo como bola de nieve más temprano que tarde la misma se derrumbará y dejará un gran caos?
Dejemos de culpar a terceros y de victimizar a quien rompió el compromiso de respetarnos, de sernos leales, de hablarnos de frente y con la verdad.
Perdona, hazlo por salud mental, por madurez y para poder continuar, perdona pero no te quedes en donde ya fuiste olvidada una vez, no importa cuánto te jure que no volverá a suceder porque te está mintiendo, la persona infiel lo es porque no ama, NO-TE-AMA, ¿duele la verdad, cierto?, pero no más de lo que te dolerá quedarte a su lado y recordar a diario que te falló a pesar de que le amabas con todo tu corazón.
Siempre elige una verdad que te lastime un momento a una mentira que te destruya cuando ya no sea posible sostenerla más.


Algo que quiero que te quede bien claro es que su fallo no tiene nada que ver contigo, no hay nada de malo en ti, no te falta nada, absolutamente nada, el problema está en esa persona que no sabe lo que quiere, así que lo único que te queda por hacer es agradecerle, si, agradecerle que te abrió los ojos y te hizo ver que merecías algo y a alguien mucho mejor. Ten calma, no dejará de doler de la noche a la mañana pero cuando pase te aseguro que serás una persona totalmente distinta; más fuerte, más segura y firme en cuanto a lo que quieres. Recuerda que no mereces menos de lo que das.
Jamás olvides tu valor, que el mundo tampoco lo hará.
Disfruta el viaje, aprende y crece con las turbulencias y los contratiempos, cuando sea el momento, la vida te sorprenderá con un destino que jamás llegaste a imaginar.
Supera, que el karma se habrá de encargar de poner a cada uno en su lugar.
Después de una infidelidad, aun cuando exista el perdón y finjas o simules estar de los mejor con tu pareja, definitivamente algo se rompió. Tu amor, tu lealtad, tu respeto y sinceridad hacia él/ella, por ejemplo.


Escrito por: Stepha Salcas
© ᴅᴇʀᴇᴄʜᴏs ʀᴇsᴇʀᴠᴀᴅᴏs
LIBRO A LA VENTA ¨LA VIEJONA AGRIA: AMAR EN TIEMPOS DE COBARDÍA¨.