El mejor amor no es el que más dura, sino el que estuvo repleto de buenas acciones

0
233

Muchas mujeres se conformaron con las promesas sin cumplir de ese gran amor, se conformaron solo con esperar un abrazo cada cumpleaños y si acaso algún día especial. Poco a poco el tiempo fue pasando y la costumbre se adueñó de los dos. He comprendido que el significado del amor no es el tiempo que se puede tener con una persona sino lo que ambos construyeron en ese tiempo.

Si me preguntan cómo me ha ido en la vida con mi pareja, puedo decir que han sido años de compañía y costumbres similares. A veces bromeaba con él diciéndole que solo era mi compañero de cuarto. Pero esta broma se volvió una realidad.

Mis amigas me admiran porque ya han pasado muchos años y aún sigo con él, pero yo no siento ese sentimiento de admiración o emoción por lo que hemos construido. Me gustaría que nos viéramos como se ven mis padres.

Mi padre a lo largo de su relación con mi madre siempre mantuvo presente los detalles, la amistad, el compañerismo, la pasión y la comunicación. ¡Esto para mí si es digno de admiración! Ellos dan todo por cada uno. Cuando hay un conflicto ellos saben resolverlo, siempre uno de los dos toma la iniciativa para no dejar las cosas así.

En cambio puedo notar que mi relación no es nada parecida a esta, no hay detalles, no hay comunicación, solo un día de compañía y es todo. Creo que aún estoy a tiempo de escapar de este laberinto que no me llevara a ningún lugar, solo a dar vueltas y vueltas y perder muchos años de mi vida con un hombre que no sabe de las buenas acciones en las que está envuelta una linda relación.

Creo que ambos merecemos ser verdaderamente felices y amar de verdad. Hoy me doy cuenta que el que ama no le cuesta demostrar el amor, no le cuesta hacerle bien a su pareja aunque para él no sea correcto o tenga que sacrificarse.

El amor es transparente, es puro, no es envidioso. Podría decir muchas cosas del amor pero no hay nada de él que se compare con todo lo que he vivido con mi novio.

Ya es tiempo de que cierre este capítulo de mi vida y avance a un amor verdadero, a uno que solo vea cada minuto o cada segundo que pase para aprovecharlo y demostrarnos cuanto nos amamos.

Cuando se ama de verdad no vemos el momento en que podamos estar con esa persona que amamos. Por eso hoy decido vivir ese amor, el amor iluso, el amor lleno de fantasías, el que no tiene pretextos ni reservas, el que hace palpitar mi corazón tan solo al pensarlo. ¡Si! Ese es el amor que no ve el tiempo, sino que está lleno de buenas acciones.