Aunque queramos olvidarnos, ambos sabemos que aún nos extrañamos

0
319

Hoy me encuentro sola y muy nostálgica, recordando todo lo que vivimos juntos. Son tantas cosas las que pasamos, momentos de ternura, besos y caricias inolvidables, pero este silencio me tiene atormentada. Me pregunto cada noche qué pasó con nosotros, cuál fue el momento en que todo cambio por completo, no sé si fui yo la única que no se dio cuenta lo que estaba pasando, solo que ahora ya es tarde para dar vuelta atrás.

No puedo estar un segundo sin que te piense, te extraño demasiado. Me atormenta la idea de salir y tropezarme contigo, no sé cómo reaccionaría, qué diría, siento un dolor tan grande en mi pecho que no sé cómo viviré con esto. No quiero fingir que te recuerdo, cuando me gustaría es alzar el teléfono y escuchar tu voz. Recuerdo cada detalle de ti, lo que me sentía estando a tu lado, recuerdo el olor de tu perfume, cada cosa que nos unía. Pero ahora la música que hacíamos juntos se ha detenido, solo queda un silencio entre los dos.

Ahora nuestro interés es olvidarnos, aunque nos estemos muriendo por dentro el uno por el otro, pero ambos sabemos que no tenemos posibilidad de estar juntos nuevamente. Sé que en nuestras soledades estamos tratando de borrar ese largo tiempo que compartimos, y sabemos que son solo intentos, pero nuestra desesperación nos lleva a hacerlo.

Pero no podemos caer otra vez en esta mentira de enredarnos cuando ambos sabemos que no existe lo mismo del principio, ese brillo de nuestros ojos se ha marchado, ese susto en el estómago al vernos a desfallecido. Solo nos une los recuerdos y momentos que sabemos que no volverán. Tenemos que tener el valor de dejar ir ese sentimiento que hubo una vez que nos hicieron felices.

Con todo esto sé que existe una verdad que no podemos guardar o enterrar, y esa verdad es que poco a poco esa felicidad se fue enfriando hasta el día de hoy, grano a grano nos vamos volviendo los peores enemigos, odiándonos de tanta rabia y desamor, obligándonos a borrar de nuestra memoria este amor cueste lo que cueste, un amor rebelde que no quiere apagarse fácilmente.

Estoy tratando de olvidarte, estoy tratando de no pensar si tú estás pensando aun en mí, si te vienen esos recuerdos que a mí me atormentan donde disfrutábamos nuestra compañía por horas y horas sin agotarnos. No quiero seguir perdiendo el tiempo en esto, la vida sigue y nos ofrece muchas oportunidades, esos sentimientos que solo nos hacen entristecer pueden irse y dar paso a otros que si valdrán la pena.

Si la vida nos da la oportunidad de cruzar nuestras miradas nuevamente estoy segura que fingiremos conocernos, sé que actuaremos como dos desconocidos, pero tendré la satisfacción de saber que estamos intentando olvidarnos y seguir adelante con nuestras vidas.