Mi soltería me enseñó a conocer a la persona más importante ¡Yo!

0
258

Estar soltera me ha llevado a conocerme a mí misma. Cosas que jamás pensé que podía hacer o pensar lo conseguí estando sola. En este estado he podido tomar la decisión que quiera, sin tener que convencer a más nadie de que si es correcto o no.

Ahora que estoy soltera puedo ser espontánea, mientras que si estoy con un chico debo estar organizando mi vida pensando en esa persona, y de verdad que me da pereza tan solo pensarlo. Sé que cada uno tiene su vida y compromisos, pero siempre se termina por buscar la forma de encontrarse un tiempo al día ya sea tan solo unos minutos. Gracias a que estoy soltera puedo hacer lo que quiera todo el día sin el hecho de tener que planificarme, tan simple como algo que se me ocurra o antoje y vaya y lo haga dándome el gusto.

“Por alguna razón venimos solos o separados en el vientre de nuestra madre, sin duda siempre necesitamos nuestro espacio”

No sé de tus gustos pero a mí me encanta viajar y salir de paseo. Lo mejor de estar soltera es que puedo ir a cualquier lugar y en el momento que quiera, ya sea de compras o ir a la playa con mis amigos, sin tener a un novio celoso al lado mío que no me deje hacer lo que quiera. Tampoco estoy en contra de viajar en pareja porque también es divertido, pero jamás es lo mismo que estando solterita, tendría que acomodar mi horario para satisfacer a mi pareja en tal caso que tenga una.

Salgamos de los estereotipos donde nos encasillan como mujeres. “Debes casarte” “Debes tener hijos” “Cuándo tendrás pareja”. Al igual que los hombres tenemos el derecho de decidir lo que queremos, lo que es mejor para nosotras, lo que nos conviene. Si queremos estar solteras es nuestra decisión y nadie puede meterse con eso, porque somos dueñas de nuestras vidas.

Otra de las cosas que amo de mi soltería es que me encanta estar con mi familia y amigos, pasar tiempo juntos, tiempo de calidad. Cuando nos envolvemos en una relación de pareja nuestro tiempo esta contado, y otra vez todo se reduce a esto, la atención por el otro. Creo que no nací para estar amarrada o encerrada, creo que no estoy lista para ceder mi espacio a otra persona.

 Cuando he estado con un chico sí que me resulta muy difícil relacionarme y conocer nuevas personas. Nos concentramos tanto en nuestra pareja que congelamos lo que nos rodea perdiéndonos de un mundo que cambia a cada segundo, un mundo lleno de cosas maravillosas. Amo mi soltería, amo conocer nuevas cosas y nuevas personas.

Lo mejor que me ha pasado al estar soltera es que me he podido conocer, he aprendido a valorarme, a respetarme y saber qué es lo que necesito en mi vida. Puedo tener el tiempo suficiente para reflexionar y pensar en mí, en los beneficios que se hayan cuando tenemos un tiempo que solo lo podemos manejar nosotras mismas, sin límites ni fronteras.

Es tiempo de probar cosas nuevas y disfrutar de la soledad y el silencio, sin esperar que suene el teléfono. Es importante cuando sabemos disfrutar de esta etapa. No tendré una pareja solo por no estar sola, al contrario, estaré soltera para no tener que estar con una persona.

Estar soltera es darle rienda suelta a tus sueños e ilusiones sin que nada te detenga. Ya no tengo prisa, esa persona que será para mi llegará en el momento que tenga que llegar, ahora me enfocaré en mí, en un viaje que no tiene fecha de retorno.