La vida nos cruzó en el momento equivocado

0
1486

Para que supiéramos si lo nuestro de verdad se hubiera dado con éxito debimos arriesgarnos más, debimos luchar con todas nuestras fuerzas. Aun así, puedo decir que yo si di más que tú de esto, recuerdo lo mucho que me esforcé por nuestro amor pero creo fielmente que no era el momento para nosotros, aun había muchas cosas no estaban listas.

Cada día pienso en todas las posibilidades que teníamos juntos si todo se hubiese dado correctamente, si las circunstancias se hubiesen dado a nuestro favor, si nuestro ser se hubiera propuesto amar con toda la expresión de lo que significa amor, pero esto sucedió en un tiempo donde cada uno estaba enfocado en otras cosas, donde tu disfrutabas estar más tiempo contigo mismo. Pero quizás las circunstancias algún día nos sorprendan y nos vuelva a encontrar dándonos otra oportunidad y esta vez si te enamores de mí y quizás también pueda enamorarme de ti.

Puedo decir que estoy en paz conmigo, ya que soy creyente de que todo lo que nos pasa en la vida es con un propósito y siempre para nuestro bien, quizás al momento es muy doloroso dejar ir lo que más amamos pero al final podemos ver esa flor florecer y tener la confianza de que todo se dio para nuestro bien. Lamento que en este momento no sintiéramos lo mismo, que tus pensamientos fueran diferentes a los míos, con otras motivaciones, otros anhelos, poniendo de por medio excusas cuando tu sabias aunque no lo quisieras aceptar que era así.

Pero gracias a mis intenciones sinceras puedo caminar en paz conmigo misma, porque lo intente todo, hice mi mejor esfuerzo para que esto resultara, hasta fui muchas veces algo que no era solo por agradarte sabiendo que no era correcto pero aun así valió la pena y no me arrepiento.

Puedo decir con toda certeza que estarás siempre en mi mente. Atesoraré todas las experiencias y momentos que vivimos juntos, aunque no fue el tiempo correcto para nosotros, lo que vivimos en el mientras pudimos fue hermoso. Lo poco que me diste fue suficiente para quererte. No te puedo odiar, no existe ese sentimiento en mi corazón hacia ti, pues si se valorar lo bueno entonces me quedaré con eso. Jamás serás un error para mí, sino una hermosa experiencia. Espero que tú igual puedas recordarme sin rencores y pensar de la misma forma que yo, porque puedo estar segura que jamás te lastimé.

De lo único que puedo lamentarme es de haberme tropezado contigo en ese momento, en un momento no oportuno, en un momento que no estabas preparado para luchar al igual que yo. En un momento donde no pensabas con la madurez que se necesita para amar, sino que aun te faltaba recorrer un largo camino para sentar cabeza y comprender y apreciar todas las cosas que nos rodeaban. Aunque muchas veces tus actitudes me decían que te dejara ir, yo las ignoraba por el hecho de querer estar junto a ti, pero para eso se necesitan dos personas con las mismas ganas y a ti te falto un tanto de esto.

Si, quizás era para ti, la mujer que todo hombre quisiera, pero no era el momento para ti, aun debías madurar ese niño que llevas por dentro. Y ¿Qué podemos hacer ahora? En mi caso reconstruir este corazón que todavía palpita por ti, y en tu caso seguir el camino que te hará ser esa persona que siempre esperé.