Dejarte ir fue la prueba más grande de amor que me hice

0
2037

Muchos amores pasarán por nuestra vida y entre todos siempre habrá uno imposible, uno que por más intentos que hagamos simple y sencillamente no resultará, sus huellas terminarán siendo imborrables y posiblemente será con quien más crezcamos.
Ese tipo de amor siempre termina dejando cicatrices en el alma pero nos termina enseñando mucho más que cualquier otro, escarba tan profundo de nuestro ser que con él descubrimos quién somos realmente y cuánto somos capaces de dar.
Si, tú fuiste ese amor imposible con el que creí en el ¨juntos para siempre¨, al que nunca le habría querido poner punto final. Pero de un día a otro me vi nuevamente recogiendo mis sentimientos, despidiéndome de ti, de nosotros, incluso de mí, de esa versión fresca, renovada y feliz que logré ser a tu lado, y aun con todo el dolor que sentía, junté cada cachito roto de mi ser y avancé con el alma en pedazos.


¨Dejarte ir fue la prueba más grande de amor que me hice¨.
Dijiste que te quedarías por siempre, ignoré que hay personas para las que el ¨siempre¨ dura lo que un suspiro. Y aun cuando mucho me dijeron ¨lucha¨, pensé: , la respuesta es obvia.
Otros más dijeron ¨lo superarás¨, pero nadie me habló del infierno en vida que viviría antes de lograrlo, de las noches en vela que pasaría, de las lágrimas que inundarían mi almohada, de lo frío que se sentiría tu espacio en la cama, nadie me habló del vacío que sentiría dentro de mí, de lo mucho que me costaría soltar, nadie me prestó ese manual que habla sobre arrancarte los sentimientos del pecho y ponerle FIN a ese capítulo del que no podías salir de la coma. Nadie dijo que sería fácil, ¡nadie!
Dicen que el tiempo todo lo cura y cuánta razón hay en ello. Pero lo cierto es que, también nos cura la determinación, el valor y sobre todo, el amor propio.


Tú ya no regresarías, yo ya no te buscaría, así que busqué un curita y me tape las heridas, ¡me puse a salvo!
¿Por qué estirar algo que al final se rompería?, ¿por qué insistir en algo que quizás nos fastidiaría?
Prefiero que me recuerdes bonito, prefiero que me recuerdes como algo sano.
Y aunque dolió, ya estoy de pie, me tomó tiempo, el suficiente para entender que no todo amor que llega, llega para quedarse, a veces solo es para enseñarnos algo y vaya, contigo aprendí bastante.
Te quise, de verdad lo hice, pero dejarte ir fue la prueba de amor más grande que me hice y eso, me sienta más que bien.

Stepha Salcas
© ᴅᴇʀᴇᴄʜᴏs ʀᴇsᴇʀᴠᴀᴅᴏs
LIBRO A LA VENTA «LA VIEJONA AGRIA: AMAR EN TIEMPOS DE COBARDÍA».