Fuimos valientes

0
1457

Nos conocíamos tan bien que terminamos siendo extraños. En unos cuántos pasos cambiamos tanto que ya no sabíamos qué era lo que nos mantenía ahí, intentando, lastimando, soportando. El recuento de los daños era cada vez más grande y nos faltaban armas para defendernos.

Creímos tanto en que lo nuestro era inquebrantable que terminamos por quebrarlo con nuestras propias manos. Y así de extraños somos los seres humanos, casi siempre hacemos añicos a aquello que nos importa o lo que nos mantiene vivos.

Y al menos en nuestro caso, probablemente fue lo mejor. Fueron muchos intentos sin buenos resultados, fueron muchas heridas queriendo ser sanadas cuando sólo necesitaban ya no ser tocadas. No sabíamos si parar o tratar un poco más.

Al final, fuimos valientes. Está de más averiguar de quién fue la culpa. Intentamos ser fuertes, intentamos dejarlo pasar y si acaso lo logramos, eso sólo lo sabremos nosotros mismos. Si el cariño sigue ahí o se ha vuelto polvo, no lo sabré de ti, no lo sabrás de mí.

Lo único que espero si algún día paso por tu mente, es que no te inundes de malos recuerdos. Espero haber dejado lecciones y aprendizajes que te permitan ser un poco mejor. Deseo que lo que vivimos, sea un referente para aspirar a todo aquello que soñamos, aunque ya no sea más nuestro

Es parte de vivir y agradezco cada momento, agradezco cada día en que creímos ser el uno para el otro y también cada día en que no nos soportábamos. Agradezco aquella historia que compartimos y que aunque la lleguemos a olvidar, permanecerá ahí en algún rincón de nuestros cuerpos.

Fuimos valientes por decir adiós, cuando aún nos queríamos tanto.

Escrito por: Mayeli Tellez