Hasta el corazón más enamorado se termina cansando

0
2716

Una mujer puede dedicarte gran parte de su tiempo, estar al pendiente de ti, llamarte o textearte por el día, incluso puede ser capaz de disculparse primero luego de una discusión aun cuando sea orgullosa, pero ¡ojo!, esto no quiere decir que no pueda llegar a cansarse de ti en algún momento.
Una mujer es capaz de tolerar hasta tus falsas promesas, tus malas excusas y tus mentiras, lo cierto es que cuando tenga suficiente de tu basura, olvídate de una oportunidad más.
Si ella es una mujer que comparte su tiempo contigo, se preocupa por ti y hace lo posible por verte y compartir aunque sea un momento pequeño contigo. Si hace lo posible por ayudarte para que seas mejor persona.
Si deja de lado tu insoportable humor, tus malos tratos cuando no estás de buenas e incluso aun cuando no le das el lugar que le corresponde y el que se merece, ¡cuidado!, porque igual acabará cansándose de ti un día.
Si te perdonó esa vez que la plantaste porque preferiste salir con tus amigos a beber. Si te perdonó la vez que encontró en tu celular mensajes de otras mujeres, si creyó en las tontas mentiras que le dijiste, ¡mi amigo, igual ella se cansará algún día y se marchará!


Si llegaste a presumir con tus amigos que la tenías comiendo de tu mano porque ella siempre estaba cada que la necesitabas, ella igual se marchará.
Si en más de una ocasión decidiste que ella no era lo que querías y te marchaste de su vida pero luego cambiaste de opinión y ella te aceptó de nueva cuenta aun cuando sus padres y sus amigos le aconsejaron que te dejara y ella prefirió ignorar sus consejos.
Si llegó a descuidarse demasiado y comenzó a amarte más a ti de lo que debería amarse a sí misma, ¡no, no te sientas seguro porque igual ella un día abrirá los ojos, cerrará su corazón y se marchará lejos!
Y, ¿sabes por qué te abandonará tarde o temprano?
Fácil, hasta el corazón más enamorado se termina cansando.
El día que por fin deje de reclamarte, de responder tus mensajes y llamadas o se tarde lo suficiente en hacerlo, el día que simplemente no le interese en donde has estado, ese día la habrás perdido para siempre.
Y sabes algo… no importará todas las cosas que hagas, ni todas las flores que le compres, ni todas las lágrimas que derrames, ella simplemente no volverá. Por más arrepentido que te muestres ante ella, por más promesas que le hagas o por más que le implores, no regresará. No caerá nunca más.


Su corazón se cansó, se hartó de soportar mentiras, malos tratos, excusas e infidelidades. Se cansó de esperar tu respeto, tu amor sincero y de que le dieras el lugar que siempre mereció.
Llegará el día en que ella se canse y se marche, créelo, y sin importar todo lo que hagas, no la podrás recuperar.
Y es que cuando una mujer se da cuenta de lo mucho que vale y de todo lo que merece, nunca vuelve al lugar en donde la hicieron sentir triste e insegura porque sabe que ahí no pertenece.
Descubrió que merece el sol, el cielo y las estrellas y que no necesita a nadie porque es capaz de conseguirlos por ella misma. Entonces, querido amigo, ese día habrás perdido a una gran mujer. Lo más triste es que solo te darás cuenta de la increíble mujer que tenías al lado cuando ella se haya marchado muy lejos.
No esperes a que sea demasiado tarde para valorar a quien te ama de verdad.

Escrito por: Stepha Salcas
© ᴅᴇʀᴇᴄʜᴏs ʀᴇsᴇʀᴠᴀᴅᴏs
LIBRO A LA VENTA ¨LA VIEJONA AGRIA: AMAR EN TIEMPOS DE COBARDÍA¨.